TikTok, desafíos en redes sociales y streaming desde casa: cómo se comunica una pandemia

Hay una sola forma correcta de lavarse las manos, pero mil maneras de comunicarla. También hay muchas maneras de quedarnos en casa pero no estar solos, gracias a la creatividad en las redes sociales. Y hay territorios nuevos por explorar, como TikTok.

La crisis por el coronavirus está disparando respuestas creativas de organizaciones, gobiernos, empresas, medios de comunicación y ciudadanos. Muchas de ellas sirven de inspiración para construir nuestra propia comunicación en medio de la pandemia.

En nuestra selección de casos hay adolescentes programando desde sus casas, influencers haciendo posteos honestos desde sus redes sociales, medios de comunicación resignando parte de su estrategia de negocios para llegar a más lectores con información certera y organismos como la Organización Mundial de la Salud incursionando en lenguajes nuevos como el de TikTok.

Lavarse las manos no va a volver a ser igual

Mojá, enjaboná, enjuagá, refregá bien, repetí y secá (¡y no te olvides del dedo gordo!). Todo eso tiene que durar veinte segundos, o un estribillo de Baby one more time, el pogo de Jijiji, o el comienzo de Bohemian Rhapsody (hasta Nothing really matters…). William, un desarrollador de 17 años que vive en UK armó un sitio que crea un instructivo para lavarse las manos de manera correcta al ritmo de la canción que elijas. En la primera semana, el sitio tuvo más de 1,2 millones de usuarios únicos, que descargaron más de 3,6 millones de posters.

En Sociopúblico elegimos la canción de Babyshark, que se convirtió en el himno oficial de lavado de manos de la oficina (y luego del home office, pues #distanciamientosocial).

Gloria Gaynor también colaboró con la concientización, con un video en el que canta I will survive mientras se lava las manos (nuestras críticas constructivas para Gloria: deja la canilla abierta todo el tiempo y se olvida refregar bien el dedo gordo y debajo de las uñas). Jorge Drexler fue un paso más allá y le compuso una canción a las medidas de prevención.

En el género “formas creativas para difundir el lavado de manos” también encontramos esta campaña para que el comité de Unicode incorpore un emoji de lavarse las manos. Lo empezó Lemi, una aplicación de recomendaciones para viajes, y ya cuenta con el apoyo de Unicef y Twitter.

Siguiendo con la categoría prevención, una herramienta: Iconfinder, un mercado y motor de búsqueda de íconos, está regalando más de 300 íconos relacionados a la prevención del virus.

Y sobre por qué hay que lavarse las manos, encontramos un hilo en Twitter que explica de manera muy didáctica cómo funciona el jabón. Uno de los desafíos que tiene la comunicación alrededor del coronavirus es que implica bajar conceptos técnicos y científicos a productos comunicacionales simples, para el público masivo. Palli Thordarson, un profesor de química, lo logra muy bien.

Los adultos entramos a TikTok

La Organización Mundial de la Salud abrió una cuenta en esa red social a partir de esta crisis. Comparte videos instructivos sobre el lavado de manos, sobre otras medidas preventivas y explicadores sobre cómo se propaga el contagio.

En Argentina, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires jugó con las maneras originales de saludarnos para evitar el beso.

El Washington Post también está dedicando su cuenta en TikTok a contenidos acerca del virus. Maneras creativas de transitar la cuarentena:

Y un glosario con la terminología que aprendimos gracias al coronavirus ilustrada con legos de Star Wars:

Por supuesto, no se trata solo de las organizaciones y los medios grandes. Los usuarios individuales también crean contenido relacionado a la pandemia. A partir de esto, cada vez que alguien usa el hashtag #coronavirus en la plataforma, TikTok agrega a la publicación un link que lleva a una landing interna con información sobre la enfermedad y cómo prevenirla.

Los medios se adaptan para llegar a más público y acompañar a los aislados

En España, el 15 de marzo, los diarios más importantes de Madrid y Barcelona salieron con la misma portada, con un mensaje de aliento:

Y el 19 de marzo pasó lo mismo en Argentina:

Influencers de quedarse en casa

Bajo esos hashtags, y su idea asociada, muchos músicos que tenían recitales agendados para estas semanas, y luego obviamente cancelados, están transmitiendo conciertos caseros a través de las redes. Acá uno de Alejandro Sanz y Juanes. Y la Ópera Metropolitana de Nueva York está transmitiendo por streaming gratis cada noche a las 7.30 p.m. (EST).

Todos los universos posibles de contenido están atravesados ahora por la pandemia: desde la comunicación gubernamental y empresarial hasta la moda. Chiara Ferragni, por ejemplo, es una influencer italiana con casi 19 millones de seguidores en Instagram, que pasó de crear contenido sobre moda y su vida de lujos a aprovechar su plataforma para crear conciencia. “Esto es para explicar la situación a mis seguidores extranjeros (70% de mis 18,7 millones)”, escribió en un posteo en Instagram en el que llamaba a empezar las medidas de prevención antes de lo que lo hizo Italia.

Proliferan también los desafíos y consignas con actividades para hacer mientras estamos en casa, como el desafío de un dibujo por día que creó @lulens en Argentina:

Y para explicar por qué el distanciamiento social es importante, encontramos este simulador que calcula a cuántas personas podés infectar si sos portador del virus, aunque no lo sepas, y circulás libremente.

Cronistas en primera persona: cómo es tener la enfermedad

No solo las celebridades que contrajeron el virus están contando cómo es a través de las plataformas. Encontramos por ejemplo a David y Sally, una pareja mayor de británicos que está transmitiendo casi todos los días por YouTube desde que estaban confinados en un crucero en Japón, donde contrajeron la enfermedad.
Ya están de alta y de vuelta en su casa en UK, pero vivieron momentos complicados. Sus videos llegaron a tener hasta más de cinco millones de vistas.

¿Cómo sobrevivir a los tsunamis de información?

Comunicar la política en un mundo de demasiada información.

Más información

Recordámelo después: la saga de los botones online

Todas las decisiones que tomamos están sesgadas por las alternativas que tenemos disponibles, y la forma y secuencia en que nos las presentan

Más información

Huevos verdes con jamón

Mientras esperamos para saber si cambiarán nuestros hábitos y cuánto, el pico de experimentación de estos días deja grandes enseñanzas a los algoritmos.

Más información

Del OOO al OHH!, herramientas para mejorar el out of office

Aunque en tiempos de vacaciones deberíamos haber aprendido a desconfiar, cada notificación de “mensaje nuevo” nos ilusiona un poco. Esta época es terrible. Muchas veces, más que respuesta a nuestro mensaje recibimos mails automáticos de “fuera de la oficina”.

Más información

Coronavirus: un nombre, un logo, un slogan y la construcción de una marca

El lenguaje se transforma para tratar de capturar lo que nos pasa.

Más información

Marikondear en el trabajo: el mágico arte de ordenar archivos

Algunos consejos prácticos para organizar nuestro flujo de trabajo cuando compartimos archivos con otras personas.

Más información

Lo que podemos aprender del coronavirus para mejorar el trabajo remoto

Las circunstancias globales inesperadas nos fuerzan a usar nuevas herramientas y aprender nuevas prácticas para adaptarnos al tele-trabajo. Compilamos consejos de expertos para pasar esta ‘muestra gratis’ del futuro del trabajo.

Más información